Entrada destacada

El Gran Capitán y el fin de la Reconquista. El nacimiento de un mito….

´ ´No llores como una mujer , lo que no has sabido defender como hombre´´ De esta forma tan cruel le recrimina Aíxa a su hijo Boa...

jueves, 30 de julio de 2015

CLIO-EFEMÉRIDES 30-julio.


En 1789 el 30 de julio parte del puerto de Cádiz la llamada " expedición Malaspina.

Fue Alejandro Malaspina quien con su amigo José de Bustamante y Guerra, propuso al gobierno español el proyecto de expedición que luego se llamaría " expedición de Malaspina".

Fue una expedición a escala mundial de carácter político-científico , su objetivo era la visita de los territorios españoles en América y Asia.
El objetivo de Malaspina y Bustamante era realmente ambicioso .El dibujo de los dominios reales de la monarquia española .Una verdadera expedición científica , de las primeras de su tiempo.

  • Gaceta de Madrid núm. 99, de 12 de diciembre de 1794. Páginas 1462 a 1465. Son presentados a Su Majestad los Capitanes de la Expedición Ultramarina iniciada el 30 de julio de 1789 (Publicado por el Boletín Oficial del Estado). Transcripción resumida:
En el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid),7.diciembre de 1794. Presentados a SS.MM por el Secretario de Estado y del Despacho Universal de Marina, D.Antonio de Valdés, para el besamanos los Capitanes de navío y comandantes de las Corbetas “Descubierta” y “Atrevida” D.Alexandro Malaspina, D.Joseph de Bustamante, el Comandante de la Goleta “Sutil” D.Dionisio Galeano y el Teniente de Navío D.Ciriaco de Cevallos.

Las Corbetas “Atrevida” y “Descubierta” fueron construidas en el arsenal de la Carraca para este sólo fin y partieron desde el puerto de Cádiz el 30 de julio de 1789, sin otro objeto que el de coadyuvar con las otras Potencias marítimas a los progresos de las ciencias, y particularmente de la navegación; formaron cartas y derroteros de las costas de América e islas adyacentes, comprendidas entre el Río de la Plata y el Cabo de Hornos hasta la América Septentrional reuniendo bajo un único punto de vista todas las tareas y navegaciones tanto nacionales como extranjeras que les precedieron. En la costa Noroeste por 59,60 y 61 grados de latitud buscaron sin fruto, y demostraron prácticamente la inexistencia del paso al mar Atlántico, indicado por el antiguo navegante Español Lorenzo Ferrer de Maldonado.en 1792 las Goletas “Sutil” y “Mexinaca” a las órdenes de los Capitanes de Navío D.Dionisio Galeano y D.Cayetano Valdés, lograron concurrir con la expedición inglesa del Capitán Vancoover a la determinación del inmenso archipiélago conocido bajo las denominaciones del Almirante Fonte y Juan de Fucca. En el 1792 las Corbetas examinaron las Islas Marianas, Filipinas y Macao en las costas de China. Navegaron sucesivamente unidas al pasar por la Isla de Mindanao y las de Morinta y costearon Nueva Guinea, reconocieron bajo la línea y hacia oriente 500 leguas de mares no trillados, atravesaron entre Nuevas Hébrides, visitaron Nueva Zelanda por Dusky-Bay, la Nueva Holanda por el cuerpo de Jackson y el archipiélago de los Amigos por las Islas Babau, no vistas por ningún navegante extranjero que navegaron por estas regiones. Tras realizar investigaciones en algunos paralelos del mar Pacífico abordaron el puerto de Callao de Lima en junio de 1793. Desde ahí visitaron de nuevo La Concepción de Chile, y divididas las Corbetas para multiplicar los trabajos costearon las tierras de Fuego, la costa Patagónica y las Islas Malvinas, tomando por último Rio de la Plata, tras pasar grandes dificultades la corbeta “La Atrevida” del Capitán Bustamante para sortear bancadas de hielos. Desde Montevideo, dado el estado bélico en Europa, hicieron viaje a Cádiz unidos a la Frataga del Rey Santa Gertrudis y a los Registros Levante, Princesa, Galga, Coacordia, Real Cárlos y Neptuno pertenecientes al comercio de Lima y otros buques que correspondían al de Buenos-Aires, y tras noventa días de navegación fondearon en la Península el 21 de septiembre de 1794 . Ascendía a 8 millones de pesos en frutos y plata el valor del convoy escoltado por las Corbetas, que consagradas desde el seno de una paz profunda a objetos puramente científicas concluyeron la dilatada serie de trabajos cumpliendo los importantes designios de la Marina militar, protegiendo a los vasallos del Rey y sus intereses en las colonias apartadas, resaltándose que estas embarcaciones cumplieron con todas las clases de servicios en la paz y en la guerra, como la nación puede exigir a la Marina Real.



El viaje enriqueció copiosa y extraordinariamente la Botánica, la Litología y la Hidrografía. Las experiencias sobre la gravedad de los cuerpos, repetidos en ambos hemisferios y a diversas latitudes, condujeron a importantes averiguaciones sobre la figura no simétrica de la tierra, asimismo se efectuaron experimentos como fundamento de una nueva medida en Europa, universal, verificable y tan constante como las leyes de que depende. Estudiaron la vida civil y política de los pueblos visitados y la historia de las emigraciones, así como los progresos su civilización desde el estado de ignorancia primitivo. También se reconocieron nuestros territorios, producciones y tesoros que darán origen a combinaciones capaces de robustecer la Monarquía y todo ello sin que se perdiera ninguna vida humana pues todas las tribus y pueblos visitados bendecían la memoria de quienes les dieron nociones, instrumentos y semillas útiles. Siendo además que las Corbetas tuvieron 3 ó 4 bajas en cada una por los tórridos climas en que permanecieron tanto tiempo, recordándose la memoria del Primer Teniente de Guardias Españolas D.Antonio de Pineda.
El Ecmo.Sr.Ministro de Marina, que promovió y protegió continuamente esta expedición, con amor a las ciencias y a S.M., se le ordenó ocuparse de publicar los trabajos con todo el método y utilidad posible, para presentarse al público de orden de Su Majestad.